Noticias Depto. de Historia

Ensayo sobre nuestros inicios

El Departamento de Historia se enorgullece de celebrar el 113º aniversario de la fundación de la Asociación Atlética Argentinos Juniors.

La Historia es una disciplina maravillosa que nos brinda las herramientas para conocer nuestros orígenes, algo esencial al momento de definir nuestra identidad. Si algo ha primado a lo largo de estos 113 años en Argentinos Juniors ha sido la defensa apasionada de un núcleo fundamental de valores presentes desde el mismísimo momento de la conformación del club. Si hemos de pensar en perspectivas compartidas tanto por el grupo de fundadores como por aquellos que día a día trabajamos en forma mancomunada en beneficio del club, probablemente empecemos por enumerar el esfuerzo, el compromiso, la solidaridad y la humildad. La humildad de aquellos trabajadores del Novecientos que, a pesar de sus sencillas condiciones de vida, se animaron a organizarse y crearon una institución que los trascendió. El compromiso, el que reflejaban tanto en su conocida militancia política y que se plasmó también en la fundación de la institución (a la que no quisieron bautizar como “club” por las connotaciones exclusivistas de esa palabra). La solidaridad, el principal valor que signó el origen del club, al nivel de ser el que se impuso por sobre el resto reflejándose así en la insignia, donde el blanco de la solidaridad cruza por encima al rojo de la pasión y las convicciones. El esfuerzo cotidiano, finalmente, que los hizo trascender de mero grupo de deportistas amateur y los convirtió en los padres fundadores de la institución que sería orgullo y pasión de todo un barrio en las generaciones venideras.

Los orígenes obreros, socialistas y anarquistas del club son por demás conocidos. En lugar de repetir eso como una simple curiosidad histórica, sería oportuno aprovechar una fecha como esta para hacer una mirada retrospectiva a esas ideas y pensar en qué forma podemos honrar la memoria de los fundadores quienes hoy somos Argentinos Juniors. Para ello, un paso fundamental sería comprender qué implicaban esas ideas en la Argentina de principios del siglo XX y qué podían representar en la visión del mundo de los humildes trabajadores que dieron origen a nuestro club. En un país atravesado por profundas contradicciones y en donde los obreros vivían librados a su suerte ante la desidia de un estado conservador no intervencionista, la adhesión a ideas de izquierda por parte de los más humildes era antes que nada una forma de alzarse contra las injusticias padecidas en forma cotidiana. En aquel momento, esos jóvenes hermanados por el fútbol vieron en la gestación de una entidad deportiva barrial un pequeño ámbito en el que plasmar su utopía. Hoy, en vez de pensar que esas convicciones políticas no nos dejaron más que el color de la indumentaria, podríamos abrir nuestras perspectivas y tomar esas bases nobles como guía para la acción.

113 años más tarde, estamos obligados a mantener y defender hasta las últimas consecuencias las ideas que redundaron en la fundación de nuestro club. Seguramente los desafíos actuales sean otros, pero lo que no debemos perder de vista es el ejemplo que nos legaron nuestros pioneros. El consenso absoluto de las distintas fuerzas políticas internas contra la privatización de los clubes es un buen testimonio de una iniciativa en donde la masa societaria se comportó a la altura de la historia. Las presiones cruzadas y los intereses contrapuestos de actores ajenos a nuestra institución no deben pervertir nuestra identidad. Esta clase de dilemas son los que nos plantean los desafíos que debemos superar teniendo en cuenta los ejemplos de nuestros fundadores, conscientes de que su utópico sueño está en nuestras manos.

Avancemos hacia un futuro de construcción colectiva y horizontal, haciendo crecer al “Bicho” con el esfuerzo cotidiano, honesto y desinteresado de cada uno. Que la identidad que nos hace únicos en el mundo del fútbol se vea transferida también a nuestro perfil público. Construyamos la Asociación ejemplar que un grupo de humildes trabajadores soñó hace ya 113 años. ¡Salud, Argentinos Juniors! Club de gloria y tradición. Tu Historia, que tanto nos enorgullece, está en nuestras manos para ser continuada por generaciones.