Noticias Fútbol

Hay química entre los dos

Mauro Quiroga y Jonathan Cañete, dos de los refuerzos del último mercado de pases, debutaron con la camiseta del Bicho en la Reserva de Raúl Sanzotti, en donde mostraron cuales son sus mejores cualidades dentro y fuera de la cancha.

El último fin de semana la Tercera División debutó en su campeonato ante Patronato en Paraná. En dicho encuentro, Argentinos alineó con ocho futbolistas profesionales, en su mayoría jóvenes que esperan su oportunidad en el primer equipo y dos caras nuevas que llegaron bajo la conducción de Alfredo Berti: Quiroga y Cañete.

Ambos mostraron felicidad por el momento que les tocó vivir. Quiroga expresó que se sintió muy bien por sumar minutos ya que le sirvió para agarrar ritmo y ponerse cada vez más a punto. Cañete, por su parte, dijo que está muy contento por poder defender esta camiseta y que sumar minutos en Reserva fue un honor porque así puede ir ajustando detalles y mejorando para ganarse, de a poco, un puesto en el plantel profesional.

En el empate 1-1 ante Patronato, el cual fue suspendido a falta de 14 minutos por la fuerte tormenta, se pudo ver el estilo de juego de ambos delanteros, que se desempeñan en posiciones similares pero tienen virtudes diferentes. Al ex Independiente le tocó atacar como extremo por derecha, en donde se adaptó perfectamente a pesar de que naturalmente sea centro delantero. Allí demostró ser un jugador explosivo, o como se dice en la jerga de las hinchadas ‘el revoltoso que todo equipo necesita’, aprovechando su gran velocidad, esforzándose y corriendo todas las pelotas como si fuesen la última del partido para no desaprovechar ninguna ocasión que pueda llegar a crear una jugada de peligro en el arco rival.

Quiroga, con pasos en el Fútbol Argentino por San Martín de Tucumán, Gimnasia de Concepción y Atlético Rafaela y en el español por el Alavés, Lugo y Las Palmas, mostró ser un 9 potente y con mucha movilidad, marcando diagonales constantemente, como lo hacía su ídolo Gabriel Batistuta. Otra de sus características principales es la actitud, se lo vio apoyando  y ayudando a sus jóvenes compañeros en cada momento que lo necesitaron.

Estos dos delanteros cuentan con otro ítem a favor: tienen una muy buena amistad fuera de la cancha. Pequeños detalles como sentarse cerca en los viajes o desayunar en la misma mesa les sirve también dentro del rectángulo de cal ya que, según Cañete, “el allegamiento hace todo mas fácil”. Quiroga lo complementa: “y eso que esto recién comienza, con el correr de los días nos vamos a ir conociendo más con él y los demás compañeros para crecer aún más como grupo, todos vamos a aportar lo mejor de cada uno para hacer un gran año”.