Categorias

El partido que no se ve

Author

Patricio Morales y Alejandro Etchevarne son dos de los principales responsables del Área de Desarrollo Humano, que se encargan de ayudar a El Semillero del Mundo en tiempos de cuarentena desde el área mental.

Desde la imposición del aislamiento social y obligatorio, los jugadores de las divisiones juveniles se entrenan en sus casas a través de zoom o whatsapp, con el fin de no perder ritmo, continuar rutinas y seguir en contacto con sus compañeros y preparadores físicos, algo fundamental para sobrellevar de la mejor manera esta situación anómala.

Patricio Morales es psicólogo del plantel profesional y uno de los principales responsables de esta área, que consiste en abarcar desde diferentes áreas el desarrollo mental del futbolista, ya que además de futuros jugadores de futbol, El Semillero del Mundo forma personas: “Obviamente que parte de mi trabajo es el psicológico con cualquiera que lo requiera, pero no lo imponemos. Justamente nuestra premisa no es obligar a nadie a nada, sino mostrarles herramientas que puedan servirles, y en la medida que se ve su efectividad, los chicos se van acercando”.

Alejandro Etchevarne es coach, y complementa la parte psicológica con conocimientos pedagógicos: “Esta situación me permite conocer a los chicos desde otro lugar y acercarme más rápido. Después de los entrenamientos capaz nos quedábamos charlando y empecé a tener algo más de participación porque empezaron a salir cosas y algunas ideas comenzaron a tomar más importancia”, aunque también aclaró que está a disposición de los diferentes cuerpos técnicos: “Se encontraron con dinámicas que no estaban acostumbrados”.

Tanto Patricio como Alejandro coinciden en que estos tiempos de pandemia y distanciamiento social, la relevancia de trabajar en la unidad es clave: “Estamos llevando adelante el proyecto identidad y sentido de pertenencia; que los chicos puedan encontrar en el club el hecho de encontrarse con el otro, remarcando también trabajar la responsabilidad y el compromiso”.

Una de las actividades más importantes que se dio en este contexto fueron diferentes charlas con jugadores del plantel profesional: “Les mostramos que el camino para llegar no es fácil. Por ejemplo Lucas Chaves contó cuando quedó libre de River o Francis Mac Allister, que en divisiones juveniles no tuvo tantas oportunidades y recién en quinta división tuvo más continuidad”.

Estos encuentros también sirvieron para involucrar a varias partes de la institución en una unidad: “Los hermanos Mac Allister donaron parte de su sueldo para las familias que realmente la están pasando mal”, pero más allá de eso, estos momentos le sirven al área de desarrollo humano para ver las condiciones en las que está cada chico: “Cuando vemos que alguno no se conecta durante algunos días nosotros intervenimos para ver qué está pasando: si es mala conexión, si no puede pagar el servicio de internet o si tiene algún problema familiar o personal”.

Según la cultura china, “crisis” quiere decir “oportunidad”, y bajo ese precepto, tanto Patricio como Alejandro buscan resignificar estos tiempos y mostrar las vetas positivas que tiene este momento: “En lo futbolístico se empareja nuevamente al que capaz iba a ser titular y el que sería suplente; pero más allá de eso les mostramos un camino para abrirles la cabeza, que no es todo futbol y buscamos ofrecerles un abanico de posibilidades. Les recalcamos la importancia del estudio”.

Para concluir, Morales focalizó: “En Argentinos queremos formar futbolistas que se destaquen por ser humanos, que privilegien el uso de la mente como la herramienta más significativa al momento de decidir, y que vayan evolucionando permanentemente”.

PRÓXIMA FECHA #VamosBicho

Deportesen AAAJ

SPONSORS OFICIALES