Categorias

Primer paso

Author

Argentinos Juniors derrotó por 1-0 a Cañuelas y avanzó a los dieciseisavos de final de la Copa Argentina. El goleador Gabriel Hauche marcó el tanto que valió la clasificación.

El día miércoles no había sido para nada prometedor: una lluvia torrencial obligó a suspender varios partidos en el área metropolitana y perduró hasta bien entrada la tarde. Por fortuna, empezó a amainar para detenerse por completo alrededor de las 19.30, permitiendo que la caravana de hinchas de Argentinos llegue sin inconvenientes al estadio de Arsenal de Sarandí. El campo de juego parecía haber superado con bastante éxito el aguacero, aunque ante tanta cantidad de lluvias ningún drenaje hubiera sido suficiente.

Efectivamente, en los primeros minutos los 22 futbolistas se mostraron incómodos por la extrema pesadez del césped, que lucía algunas irregularidades y zonas sumamente embarradas. En ese lapso de tiempo fue donde más se puso en evidencia la diferencia de velocidad en el juego de ambos equipos. Los jugadores de Cañuelas llegaban tarde a los cruces y corrían desde atrás en casi todas las pelotas. De esa forma, llegaría el único tanto del encuentro a los cinco minutos: Elías Gómez sacó un pase muy preciso desde atrás de la mitad de la cancha y encontró a Gabriel Hauche solo afuera del área grande, habilitado por ambos marcadores centrales. El Demonio controló con el pecho, definió de zurda ante la salida de Brambatti y festejó abrazando al autor de semejante pase.

En adelante, pese a que Cañuelas tuvo la posibilidad de empatarlo tras el saque del medio, se siguió notando esa clara superioridad física de Argentinos. En esa tesitura, Damián Batallini era quien más exponía la lentitud de la defensa rival. A su vez, él mismo se veía perjudicado por el barro que acaparaba ambas bandas sobre el ataque. A la cancha pesada se le sumó la pierna fuerte del tambero, que buscaba cortar con falta para no ver pasar la pelota. Debido a lo complicado de las bandas, el rival atacaba por el medio de la cancha e intentaba jugar a las espaldas de Fausto Vera, que intercambió posiciones con Francis Mac Allister respecto al último partido ante Central. Mientras Cañuelas apostaba a llegar con superioridad numérica, Argentinos buscaba la conducción de Colman (de buen primer tiempo) y los desbordes de Hauche y Batallini. Santiago Silva, por su parte, realizaba grandes esfuerzos pero tenía problemas para recibir con claridad.

Sobre los veintisiete minutos la lluvia volvió a hacerse presente y coincidió con uno de los mejores momentos de Cañuelas. No sólo tuvieron un lapso en el que se adueñaron del manejo de la pelota, sino que buscaban el hueco a las espaldas de Elías Gómez. El santafesino pasaba muy bien al ataque, pero se demoraba en los regresos y dejaba mucho espacio para la cobertura de Quintana. Prueba de sus buenas incursiones ofensivas vino con el pase impecable que le puso a la cabeza de Gabriel Hauche sobre los 39 minutos. El testazo estuvo muy bien dirigido y se fue apenas besando el poste izquierdo del arquero. Afortunadamente, la lluvia se fue con el primer tiempo.

En la segunda mitad, Cañuelas salió con más énfasis y exigió más, a pesar de su escasa claridad en la última línea. Allí se dirigieron todos los cambios del entrenador Gonzalo Márquez. Por el lado de Argentinos, Santiago Silva se mostraba empecinado con el gol y trabajando muy bien en ofensiva. Tuvo al menos tres chances claras que se fueron cerca o que Brambatti sacó con lo justo. Por otra parte, ingresaron Franco Moyano y Gabriel Florentín. El ex San Lorenzo reemplazó al errático Kevin Mac Allister, mientras que el juvenil sustituyó a Batallini. En el último cuarto de hora, el número 14 tuvo dos situaciones clarísimas para marcar -una de ellas de palomita tras una gran contra manejada por Elías Gómez-, pero se fue con las manos vacías.

Sobre el final, el tambero se jugó el todo por el todo y avanzó a pesar de la fatiga de sus jugadores, visible en varias de las faltas tácticas que cometieron. Ante tantas chances claras erradas por Argentinos, tuvieron tres posibilidades de llegar al empate, conseguidas sobre todo a partir de los balones detenidos. Allí, Lucas Chaves volvió a dar testimonio de su buen presente y no tuvo mayores sobresaltos. El partido terminó de irse con la llegada de la medianoche a Sarandí. Con una actuación correcta y con un marcador que pudo mostrar mayor diferencia, Argentinos regresó a casa con la clasificación que brinda tranquilidad y con un triunfo que ratifica la confianza en un plantel que todavía se está recuperando de aquel reinicio irregular. Sólo queda seguir confiando en el trabajo cotidiano y continuar en la senda del crecimiento.


Síntesis:
Argentinos Juniors 1 (Hauche 5’)-Cañuelas 0.

Argentinos Juniors
: 12-Chaves; 3-K. Mac Allister, 2-Torrén, 16-Quintana, 24-Gómez; 20-Vera, 5-F. Mac Allister, 8-Colman; 10-Batallini, 9-S. Silva, 27-Hauche. DT: D. Dabove.

Suplentes: 33-Finochietto; 21-Caruzzo, 32-Aleo; 18-D. Sosa.


Cañuelas
: 1-Brambatti; 4-Cano, 2-Aguirre, 6-Madeo, 3-Fassione; 10-Quinteros, 8-Frattini, 5-Trejo, 7-Ojeda; 9-Kruger, 11. S. Sosa. DT: G. Márquez.

Suplentes: 12-De Tellería; 13-Sánchez, 14-Galleguillo; 15-Macchione.

Árbitro
: A. Gariano.

Estadio
: Dr. Julio Humberto Grondona.

Cambios: 45’ 17-Moyano x K. Mac Allister (AAAJ), 63’ 18-W. Silva x Kruger (CFC), 69’ 14-Florentín x Batallini (AAAJ), 69’ 16-Visco x Ojeda (CFC), 82’ 17-G. Sosa x Frattini (CFC), 88’ 23-López x Colman (AAAJ).


Amonestados: 13’ Aguirre (CFC), 37’ S. Silva (AAAJ), 41’ K. Mac Allister (AAAJ), 57’ Madeo (CFC), 57’ Trejo (CFC), 75’ S. Sosa (CFC), 82’ F. Mac Allister (AAAJ), 90’ Brambatti (CFC).
PRÓXIMA FECHA #VamosBicho

Deportesen AAAJ

SPONSORS OFICIALES