Categorias

Derrota en casa

Author
Argentinos cayó por 2-0 ante Independiente y dejó la punta de la Zona Campeonato “A”. Pagó con goles dos errores en defensa y no pudo superar el cerrojo impuesto por el entrenador rival. Final abierto en el grupo más competitivo de la Copa Diego Armando Maradona.

El último partido oficial de 2020 tuvo varios puntos de contacto con el primer juego por los puntos de este año: jugados en noches de mucha humedad y altas temperaturas, finalizaron en sendas derrotas y dejaron sabor a poco considerando quiénes eran los rivales. Si bien Independiente siempre es un equipo de cuidado, llegaba golpeado tras dos caídas consecutivas y viene plasmando una idea de juego muy lejana a su noble tradición. Además, comparte con Argentinos el hecho de tener un plantel con muchos futbolistas juveniles.

El equipo de Dabove llegaba entonado al cruce tras obtener un triunfo clave en Sarandí, y por ello el DT optó por ratificar la confianza de casi todos los titulares, reemplazando únicamente a Franco Moyano por Mateo Coronel. El joven delantero empezó el partido de buena manera, buscando asociarse con Fausto Vera en el cuarto superior de la cancha. La estrategia era saltar líneas apuntando a los pelotazos frontales ante el mediocampo superpoblado de Independiente, que a su vez mostraba solidez en una zaga que se cansó de rechazar cada ataque del Bicho. Cuando recuperaba, el visitante apostaba a las espaldas de Elías Gómez.

Y si bien Argentinos había gravitado más en ataque, fue desde ese flanco que llegó el primer gol. Jonathan Menéndez pudo definir con categoría tras una jugada en la que cuatro futbolistas locales se complicaron inexplicablemente ante dos hombres del Rojo. Demasiado premio para el rival y una brusca advertencia para el equipo, que además debía lidiar con un arbitraje olvidable de Fernando Echenique. Comenzó bien temprano no sancionando un claro penal sobre Nicolás Silva y continuó siendo muy permisivo ante las reiteradas faltas del medio visitante. Culminó tomándose más de una hora de juego para mostrar la primera amonestación.

Apenas pasados treinta minutos, era evidente que Independiente apostaba por dejar correr el reloj. Colman reemplazó a un tocado Silva y entró bien, buscando darle al equipo la conducción que le faltaba en el último tercio de cancha. Desafortunadamente, poco podía hacer ante la estrecha marca que sufría Vera, tan anulado por los rivales como el capitán Hauche. El hombre más suelto en el ataque era el colombiano López, pero no consiguió mucho entre imprecisiones propias y compañeros muy marcados. El rival, por su parte, por poco si se olvidó de atacar, conforme con su exagerada ventaja.

La segunda mitad representó una continuidad. Hauche seguía borrado de la cancha por el tándem Bustos-Franco, al igual que un Vera que sólo entraba en contacto con la pelota arrancando desde la zaga. Mientras los jugadores de Independiente dejaban en claro que les interesaba más consumir los minutos que buscar el segundo gol, iba quedando clara la tesitura del partido. Pusineri apostó por la fortaleza en el fondo y el juego de contragolpe, consciente de que la forma de maniatar a Argentinos era borrar de la cancha a Vera e interferir en los ataques. A la vez, supo servirse de algunas ventajas aisladas en la salida. Por ese camino llegó la segunda conquista de la noche: el propio Vera fue víctima de la presión del colombiano Roa en la salida y luego de una gran jugada grupal apareció el joven Velasco para definir. El segundo gol tras igual cantidad de yerros cometidos fue un duro golpe, máxime al haber llegado apenas dos minutos después de que Coronel estrelle una pelota en el palo izquierdo de Sosa.

El tanto hizo mella en los ánimos de ambos conjuntos. Mientras recién entonces la visita llegó a ejercer un dominio notorio del partido, Argentinos se fue apagando y redondeó su intervalo más flojo de esta segunda fase de la Copa. Los nervios se hicieron notar en forma de sucesivas imprecisiones que no tuvieron consecuencias por la escasa ambición del equipo de Pusineri. A pesar de todo, el DT del diablo se impuso en el duelo de estrategas por sobre Dabove y mantuvo a su equipo con vida en el certamen.

Síntesis:
Argentinos Juniors 0-Independiente 2 (Menéndez 24’, Velasco 70’)

Argentinos Juniors: 12-Chaves; 15-Sandoval, 29-Di Cesare, 16-Quintana, 24-Gómez; 22-Ibarra, 20-Vera, 28-Silva; 23-López, 27-Hauche y 25-Coronel. DT: D. Dabove.

Suplentes: 34-Forastiero; 3-Aleo, 13-Centurión; 8-Colman, 18-Sosa, 26-Romero, 30-Montero.

Independiente: 1-Sosa; 16-Bustos, 2-Franco, 26-Barboza, 3-Ortega; 21-Benavídez, 29-L. Romero, 11-Menéndez, 7-Roa, 9-Velasco; 18-S. Romero. DT: L. Pusineri.

Suplentes: 13-Álvarez; 8-Hernández, 23-Blanco, 27-Pacchini, 32-Costa.

Cambios: 32’ 8-Colman x Silva (AAAJ), 38’ 14-González x Benavídez (CAI), 60’ 24-Barreto x Franco (CAI), 65’ 18-Sosa x López (AAAJ), 79’ 19-Pucheta x Vera (AAAJ), 19-Messiniti x Romero (CAI), 15-Soñora x Menéndez (CAI) y 22-Martínez x Velasco (CAI).

Amonestados: 60’ 16-Bustos (CAI) y 85’ 25-Coronel (AAAJ).

Estadio: Autocrédito Diego Armando Maradona

Árbitro: Fernando Echenique.
PRÓXIMA FECHA #VamosBicho

Deportesen AAAJ

SPONSORS OFICIALES