Noticias Deportes

Futsal: No nos vamos nada

En una noche para el recuerdo, el Bicho sacó chapa en la cancha de América del Sud y logró mantener la categoría tras vencer a Caballito Jrs. por 1 a 0.

Las noches de Futsal siempre tienen un gustito especial, pero partidos como el de este jueves en Parque Avellaneda son prácticamente imposibles de olvidar. Argentinos se jugaba una parada muy brava en la última fecha del Torneo de Futsal de AFA, porque enfrentaba ni más ni menos que a su rival directo por la permanencia, Caballito Jrs. Sólo el ganador seguiría en Primera B, por lo cual se jugó y se vivió como una verdadera final.

El partido comenzó con el nerviosismo lógico de ambos equipos, teniendo en cuenta el contexto en el que se disputaba. Fue un arranque impreciso, con errores de ambos lados, pero con mayor empuje de los locales a la hora de atacar en los primeros minutos.  Así fue como la primera jugada clara de gol fue para el Verde, en un mano a mano que Facundo Báez tapó con unos reflejos impresionantes para evitar la caída de su valla. 

Ese fue el punto de inflexión para un Argentinos que en la segunda mitad del primer tiempo se hizo dueño de la pelota y, en consecuencia, de las situaciones de mayor peligro. De esta manera, tras un córner bien ejecutado desde el sector izquierdo, Matías Hurt se encontró con la pelota dentro del área y metió un tacazo que descolocó por completo al arquero de Caballito e infló la red de gol. El Bicho se fue al descanso con la ventaja de un tanto contra cero y con la sensación de que había hecho mejor las cosas en los primeros 20 minutos.

El segundo tiempo fue otra la historia. Al contrario de lo que suele suceder cuando se abre el marcador, el partido se cerró y se hizo más friccionado que en la primera mitad. El trámite del juego se mantuvo parejo en todo momento, pero Argentinos a base de un excelente trabajo defensivo controló los tiempos con mucha paciencia, sin entrar en la desesperación de meterse atrás y resignar su idea. Finalmente, cuando algunos hinchas ya no querían ni mirar lo que sucedía en el campo de juego, el árbitro del partido dio el pitazo final que desató la fiesta de los de La Paternal, uniéndose en un abrazo eterno.

Así lo vivió la figura del partido, el arquero ‘Fufi’ Báez, quien destacó el trabajo del equipo en la segunda mitad del campeonato y recordó, muy emocionado, a su papá Gustavo: 

“Lo primero que se me viene a la cabeza es un desahogo increíble. La veníamos peleando mucho, estábamos en una situación muy complicada y hoy demostramos que estamos para grandes cosas. No éramos un grupo para pelear abajo y por suerte ganamos y nos pudimos quedar en la categoría.  Creo que esto nos va a servir como aprendizaje. Vamos a tomar lo bueno de todo esto y de ahora en adelante vamos a estar para grandes cosas. Somos un grupo que está para más”.

“Se lo quiero dedicar a mi familia, a toda la gente que vino porque esto es una locura, nunca viví algo así, y sobre todo a mi viejo que lo perdí hace muy poquito. Él estuvo 15 años en el club dando todo por el Futsal de Argentinos y ahora, por suerte, pudimos devolverle la alegría desde adentro de la cancha”. 

Voluntad, compañerismo, determinación. Los Bichos sabían que en esta oportunidad necesitaban más que solamente fútbol para salir airosos de este desafío, y el grupo de jugadores y cuerpo técnico demostró estar a la altura de las circunstancias. Asimismo, cabe hacer una mención aparte para la gran cantidad de hinchas, amigos y familiares que acompañaron al equipo y le agregaron un plus de aliento y mucho color desde la tribuna visitante.

Ahora llega el turno de mezclar y dar de nuevo. Hacer un análisis introspectivo de lo bueno y lo malo para encarar el próximo año de la mejor manera y lograr que el Bicho pueda pelear arriba y, por qué no, soñar con el ascenso. La base está y los pibes tienen hambre de gloria.

¡VAMOS BICHO!