Categorias

Derrota ante Lanús

Author

En un partido deslucido, Argentinos perdió por la mínima ante Lanús en el Diego Armando Maradona. Ahora, toda la atención está puesta en la semifinal de la Copa Argentina del próximo miércoles.

Argentinos Juniors tenía la atención dividida entre el partido del viernes ante Lanús y la semifinal de Copa Argentina ante Boca en Mendoza del miércoles. Gabriel Milito optó por una formación en donde combinó en igual proporción titulares y suplentes. Un Lanús trabajado y con mucho rodaje fue demasiado para esta formación improvisada. El Granate mostró mayor solidez y se trepó a un segundo lugar transitorio en las posiciones con su victoria de anoche.

Ese dominio se hizo evidente desde el inicio del partido. La propuesta del equipo de Zubeldía era la de una presión asfixiante sobre la salida de Argentinos que resultaba sumamente difícil de contener. Por diez largos minutos, el equipo de Milito jugó al filo de la navaja. Hasta ese momento, sus únicos recursos en defensa eran contener a los goleadores correntinos Sand y López y jugar a tirar el achique buscando un offside salvador del rival. Recién en torno al cuarto de hora pudo emparejar la posesión, aunque el visitante mantenía el dominio del juego y la primacía en cuanto a llegadas.

A pesar de esa superioridad evidente, similar a la experimentada el lunes pasado ante River, Lanús tardó algo más de media hora en ponerse en ventaja. Luego de un par de llegadas muy claras, con rápidas salidas que encontraban a la defensa local a contrapierna, puso el 1-0 con más picardía que juego asociado. Lautaro Acosta hizo gala de su oficio y sorprendió sobrando a toda la defensa, anotando de cabeza saltando sobre la espalda de un desorientado Elías Gómez. 

Justamente el rosarino venía siendo la carta de desequilibrio del local, considerando que Florentín y Jonatan Gómez no estaban en su mejor noche. Gabriel Ávalos jugó los 90 minutos pero poco pudo hacer ante la férrea e inflexible marca de Burdisso y Braghieri. Sobre el final de la primera parte, el equipo aprovechó un bajón en la intensidad del rival y buscó el empate. Su posibilidad más clara estuvo en un tiro libre que pasó a centímetros del ángulo derecho del arco de Lautaro Morales.

La segunda parte trajo consigo el reinicio del asedio granate sobre el área defendida por Lanzillota, teniendo tres posibilidades claras de gol en los primeros diez minutos de juego. Resultaba evidente que había que barajar y dar de nuevo mediante sustituciones para cambiar la tesitura. Sin embargo, los cambios se hicieron esperar y fueron insuficientes, siendo difícil entender por qué no se aprovecharon las cinco sustituciones que están permitidas actualmente. Los ingresos de Reniero y Cabrera trajeron un cambio de aire, pero no lograron romper la inercia del encuentro. La gran carencia en el juego del local estaba en la ausencia de un conductor en ofensiva, algo que de todas maneras no se hallaba disponible en el banco de suplentes de Milito.

Lanús estaba más cerca del segundo que Argentinos del 1-1, lo que quedaba claro en el carácter decisivo de algunas intervenciones de Lanzillota. Esto se debía a que el equipo buscaba el empate con vehemencia, pero quedaba desarmado en el fondo ante eventuales contragolpes. Al igual que en el último partido ante River, Argentinos no encontró los caminos y claudicó ante un planteo avasallante. Resta confiar en que el plantel recupere la memoria y juegue a la altura de su potencial el próximo miércoles en Mendoza, en el partido que le quita el sueño a toda la hinchada.

PRÓXIMA FECHA #VamosBicho

Deportesen AAAJ

SPONSORS OFICIALES